Lo que aún no sabes sobre el fudge, descúbrelo

Las golosinas son tan deseadas tanto por niños como por adultos, por su sabor y sus atractivas y coloridas formas y tamaños. Entre ellas el fudge se ha destacado en un sitial especial desde sus inicios por ser una de las preferidas gracias a su exquisitez. En este post descubrirás de que se trata, su origen, preparación y variantes.

Fudge

¿Qué es el fudge?

El fudge, también llamado dulce de azúcar, es un dulce de caramelo cocido, de consistencia blanda, pero sin ser tan suave como la goma de mascar o chicle, a base de azúcar, mantequilla y leche fundidos. Se cocinan a fuego lento, se dejan enfriar removiéndolos constantemente hasta lograr la textura elástica de fudge.

Esto es lo que lo diferencia de otras golosinas: la cremosidad y homogeneidad para que, una vez en el molde, se formen los microcristales de azúcar, que son los que brindan esa agradable sensación de sentir como se funden en el paladar.

Se degusta muy a menudo en épocas decembrinas, pero se puede conseguir en cualquier temporada del año y servirlo en fiestas infantiles como golosina,  como bocadillo en reuniones de adultos, como postre en cenas o almuerzos, como souvernir de los viajes o simplemente para satisfacer un antojo por dulce.

No obstante, es de acotar que existen muchas variaciones, en las que se añaden otros ingredientes que requieren otros pasos para su elaboración. Ver también: Comida típica de los estados unidos

Fudge
Una de las variaciones del fudge

Historia

Según relatos de los estudiosos el fudge fue inventado en suelo estadounidense, pero no tiene una fecha exacta, solo que fue hace más de cien años.

No obstante, se ha encontrado una receta del año 1886 que perteneció a Emelyn B. Hartridge, estudiante de Vassar College y que por sus ingredientes se dice que fue el primer fudge que se haya preparado.

Fudge
Emelyn B. Hartridge

Cuentan los entendidos investigadores que en una carta que escribió en 1921 la señorita Hartridge, ella relató que en 1886 compró una caja de caramelos por 40 centavos la libra en una tienda en Baltimore, Maryland y para que el material que le quedó no se dañara con el tiempo, lo aprovechó mezclándolo con los otros ingredientes.

Esto dio lugar a algo que decidió llamar “fudge”, para referirse al “arreglo” que hizo con lo ingredientes.

Ella era estudiante de Vassar College en Poughkeepsie, Nueva York, y dijo haber llevado allí en 1888 la caja con el “arreglo”, de la cual llegó a vender un lote de 14 kg.

También en el diario de otra estudiante se encontró mención de que en 1892 se hacían “fudges”. Y después en otra carta, pero de 1893, otra estudiante de Vassar College describió unos “fudges” que contenían azúcar, chocolate, leche y mantequilla.

Fudge
Vassar College in Poughkeepsie, Nueva York

Asimismo, más tarde, en 1895, apareció impresa una receta para la sección “Fudges at Vassar” en el diario The Sun sobre el producto.

A pesar de describir los dulces como “chocolates Vassar”, la receta que se presentó incluía los ingredientes de azúcar, leche, mantequilla y extracto de vainilla.

Muy pronto la noticia de esta golosina que se hizo popular en ese ambiente, se extendió a otras universidades de mujeres y, así por ejemplo, el Wellesley College y el Smith College también elaboraron sus propias versiones a partir de una receta de fudge que data de finales del siglo XIX o principios del XX.

De esta manera la fabricación de fudge se comenzó a desarrollar con una amplia variedad de sabores y aditivos a medida que crecía su popularidad en las universidades.

En pocas palabras el fudge fue el resultado de enmendar algo y recomponerlo para no perderlo. De allí el nombre que en inglés significa «componer, arreglar», que originó el fudge tal como lo conocemos en la actualidad.

Hoy el fudge se fabrica en las más importantes localidades turísticas de Estados Unidos, como Isla Mackinac y otras ciudades del norte de Míchigan, e incluso ha trascendido a otras latitudes en la que se comercializa el fudge original y las versiones creadas en cada uno de los países.

Fudge
Isla Mackinac, Michigan, uno de los sitios de fabricación de fudge.

Ingredientes

Los ingredientes básicos del fudge, como ya se ha señalado, son azúcar, leche y mantequilla, los cuales se calientan y se funden a 116 ºC.

Después se dejan enfriar removiéndolos constantemente de manera tal de obtener una consistencia cremosa y homogénea.

Antes de que se enfríe totalmente la mezcla, se coloca en un molde y se lleva al refrigerador para que se endurezca. Finalmente, se corta en porciones del tamaño de un caramelo o a gusto del consumidor.

A continuación se presentan los ingredientes necesarios para elaborar el fudge a base de cocoa, el cual es uno de los más tradicionales.

  • Azúcar, 3 tazas
  • Cocoa amarga (cacao en polvo), 1/2 taza
  • Margarina, 2 barras
  • Leche evaporada, 1 lata de 10 onzas más o menos
  • Esencia de vainilla, 1 cucharita
  • Sal, 1 puntito.

Preparación

  1. Se engrasa con margarina el molde en el que lo pondremos, preferiblemente el que se usa para galletas.
  2. Se cuela la cocoa para eliminar los grumos y se mezcla bien con el azúcar.
  3. En una olla pequeña pero resistente, se coloca la cocoa azucarada a medio fuego y se le agrega poco a poco la leche, removiendo para que se mezclen bien.
  4. Una vez mezclados, se incorporan los otros ingredientes removiendo constantemente para que se derrita la margarina y se mezcle bien todo. Se debe revolver continuamente para que no se pegue y así se le incorpora aire con lo cual se logra una mezcla más cremosa y suave.
  5. Se mantiene a fuego medio bajo, revolviendo con movimientos suaves y lentos durante unos 35 mins.
  6. En cuanto esté listo el chocolate, se retira de la estufa y se sigue batiendo por 10 minutos más aproximadamente para que empiece a enfriar e incorporar más aire.
  7. Luego de colocar la golosina en el molde o recipiente, se deja reposar para se enfríe bien.
  8. Una vez frío, se corta en cuadritos o rectángulos.

    Fudge
    Cortar el fudge en cuadritos
  9. Se pueden guardar en un frasco para galletas o en una dulcera para que tener golosinas siempre a la mano cuando se quiera comer algo dulce. Le puede interesar también: Los brownies

Variantes

Podemos encontrar muchas variantes para la elaboración del fudge, según las preferencias y gustos de los comensales. Así algunas variaciones van desde hacerlo con leche normal a utilizar leche condensada, leche evaporada o leche de coco.

Si se usa leche condensada se requiere menos cantidad de azúcar o sin azúcar en la elaboración del fudge.

Entre las distintas variantes una de las preferidas es la que se elabora con chocolate y de ésta se tienen varias versiones; a saber:

  • Fudge de chocolate fácil: Para esta preparación se necesita leche condensada azucarada, 2 tazas de cuadrados de chocolate, vainilla, azúcar en polvo, sal.
  • Fudge de chocolate cremoso: En esta versión se emplea leche evaporada, malvavisco en miniatura, barras de mantequilla, azúcar granulada, bolsa de chispas de chocolate con leche, chispas de chocolate semidulce y vanilla
  • Fudge de chocolate sin lácteos: Se requiere para esta versión mantequilla de coco casera, extracto de vainilla, cacao en polvo orgánico, miel y sal marina.
Fudge
Fudge de chocolate sin lácteos

Es muy común elaborar fudge de chocolate y el procedimiento de preparación es similar al del fudge tradicional, y cada vez se van agregando nuevos ingredientes con distintos sabores como café, licor, frutos secos, etc.

De dichas combinaciones se obtiene un menú de varias delicias de fudges; a saber:

Tipos

  • Dulce de chocolate a la antigua usanza
  • Dulce de canela
  • Fudge de mantequilla de maní
  • Dulce de chocolate blanco
  • Dulce de caramelo
  • Fudge de Nutella
Fudge
Fudge de Nutella
  • Fudge de chocolate y mantequilla de maní
  • Dulce de limón
  • Dulce de mantequilla de manteca
  • Espresso Fudge
  • Fudge de tocino al arce
  • Dulce de Menta de los Andes
  • Almendra y Vainilla
  • Fudge de especias de calabaza
  • Dulce de Maíz y Caramelo
  • Dulce de jengibre

    Fudge
    Varios tipos de fudge
  • Dulce de ponche de huevo
  • Dulce de menta
  • Dulce de chocolate negro y frambuesa
  • Fudge de crema de naranja
  • Fudge Dulce Oreo
  • Fudge de Azúcar Morena y Caramelo de Miel
  • Fudge de Rollo de Canela
  • Fudge torta de cumpleaños
  • Coca Cola Fudge
  • Dulce de Leche con Caramelo.
Fudge
Dulce de leche con caramelo

Peculiaridades

    • De fácil preparación en casa. En este caso se sugiere prepararlo preferiblemente en día soleado, ya que algunas personas han señalado que, si se hace día lluvioso o húmedo, resulta difícil llegar al punto de caramelo requerido y se puede tornar más bien chicloso.
    • Requiere de tiempo y paciencia.
    • Por supuesto, no es recomendable para las personas que están a dieta, pues son muchas las calorías que contiene.
    • Se recomienda, por salud, tener presente la información nutricional, no solo de este bocadillo, sino de todos los alimentos que se consumen.
Fudge
Ejemplo de información nutricional
    • Se recomienda comerlo con una cucharita de mantequilla de maní, para darle un sabor más intenso al fudge.
    • Son fácilmente accesibles en kioskos, aunque también hay bombonerías y almacenes que cuentan con un gran surtido de opciones.
    • Esta es una golosina que puede comerse por la tarde cuando tengan antojo de comer algo dulce.
    • También se puede comprar en tiendas de regalo en donde lo venden en decorativas cajas o bolsas que se pueden dar de obsequio e incluso ofrecer como una atracción turística. Es muy usual y práctico.
Fudge
Bolsa decorativa

Fudge vs. chocolate

El fudge de chocolate es uno de los bocadillos preferidos para regalar durante las fiestas navideñas. También resulta ser un regalo clásico y muy apropiado para las vacaciones, en parte debido a su rico sabor casero. Ver también: Comida típica del Canadá

Pero hay cierta confusión sobre el fudge o dulce de azúcar en sí mismo, ya que se le confunde con el chocolate.

Cabe entonces la pregunta ¿son el fudge y el chocolate lo mismo? La respuesta es que el fudge y el chocolate son dos postres distintos.

Aunque el fudge se hace comúnmente con chocolate, también se le puede preparar con un sinnúmero de otros ingredientes que van desde la mantequilla de cacahuete hasta frutas, vainilla licor, café, entre muchos más.

Fudge
Fudge torta de cumpleaños

Ya sea que se haga en casa o se compre en una de las tiendas tradicionales que todavía hacen su propio fudge, el saber más acerca de cuán diferente es el fudge del chocolate será de mucha utilidad.

Aunque el fudge se puede hacer de una variedad de sabores, el chocolate es generalmente el más común de ellos.

Se puede reconocer el fudge por su textura. Así vemos que mientras una barra de chocolate se rompe por la mitad, el fudge es mucho más maleable, lo que le permite doblarse y permanecer suave.

En la actualidad el fudge moderno depende fundamentalmente de la leche condensada endulzada para crear esta textura densa, pero flexible. Sin embargo, los panaderos de mediados de siglo comenzaron a preferir la crema de malvavisco como una forma de crear un efecto similar.

Aparte de estos ingredientes, el fudge generalmente se compone simplemente de leche, azúcar y mantequilla como base, como bien se ha dicho antes.

A esta receta básica, uno puede agregar trocitos de chocolate, caramelo, trocitos de mantequilla de maní, chocolate blanco o incluso espresso en polvo para crear combinaciones de sabores irresistibles.

El principal inconveniente que muchos de los pasteleros noveles ven en el fudge es que es como si se tratará de una ciencia exacta, muy específica, en la que no se puede fallar, pues se puede dañar el producto.

Esto es porque las recetas tradicionales de fudge requieren que la mezcla de azúcar se caliente al punto que se llama “etapa de bola blanda”, que es el punto en el que el azúcar se mantendrá en forma de bola (pero no se endurecerá y cristalizará) cuando se coloca en baño de agua fría.

Este proceso es el mismo que se comparte con el otro tratamiento de confitería, que es la preparación del caramelo, ya que en ambos se requieren la ayuda de un termómetro para caramelo preciso para obtener la temperatura adecuada.

Fudge
Termómetro para caramelo

Cuando se es un principiante nervioso en el arte culinario, que no se quiere arriesgar a que se dañe el fudge, se sugiere, entonces, utilizar una receta en la que se emplee malvavisco o leche condensada, con lo cual no se corre este riesgo.

Se recomienda la receta de fudge de chocolate con mantequilla de maní. O tal vez el de Nutella como sustituto para crear este fudge.

Independientemente de la receta que se emplee, se sabrá que se ha finalizado con el fudge y que ha quedado bien, cuando ya se haya refrigerado y éste mantenga su forma.

El fudge se puede cortar en cuadrados y envolverse para que se concentre su sabor.

Por otra parte, hay personas que prefieren rellenar el fudge ya casi terminado con nueces para darle un toque adicional de sabor, o también, pasar un cuchillo de mantequilla por la parte superior del mismo para darle un aspecto elegante y pulido en su presentación.

Fudge caliente

A pesar de su nombre, el fudge caliente (salsa de chocolate que se usa a menudo en los helados) no es realmente dulce en absoluto. Aunque tiene un acabado brillante, el llamado “fudge caliente”, no se “fija” en forma de bloques duros como sucede con el chocolate verdadero.

Fudge
Fudge caliente

Es por ello que es imposible que este fudge se estropee. Solo hay que tener presente que se debe hervir por unos minutos mantequilla, vainilla, azúcar morena, crema espesa y mantequilla de maní (no se requiere usar el termómetro para caramelo), luego mezclar con azúcar en polvo y dejarlo fraguar, y colocarle encima maní tostado crujiente y salado para obtener un contraste que le dé un toque especial.

(Visited 3.170 times, 3 visits today)

Deja un comentario