Saltar al contenido
tu comida típica

MERMELADA DE CALABAZA

 

En el otoño aprovechando que estamos en la época de las calabazas, es el momento de preparar una rica mermelada con ellas, además de ser muy rica para tomar en rebanadas junto a la mantequilla, nos soluciona, cantidad de rellenos de tartas y diferentes vinagretas.

Como curiosidad quiero contaros que mi abuelo  materno las cultivaba, pero eran de otro tipo mucho más grande, tanto que a veces se necesitaban 2 personas para trasladarlas a la venta.

Y a pesar de tener cosecha de ellas, yo jamás las probé en casa de mis abuelos, ellos la vendían y las exportaban, pero nunca la consumían. 

A la hora de preparar mermelada, yo me pregunto siempre, ¿Cuanta azúcar le pongo? Si os digo la verdad, miro, comparo, leo, otras recetas de diferentes blogueras/os y me asusto, si siguiera su consejo, le añadiría una enorme cantidad, cuándo sinceramente no es necesario añadir tanto.

Yo os voy a dar un consejo, con el azúcar, ocurre lo mismo que con la sal, más vale añadir poca y luego rectificar y poder añadir o pasarnos.

Y cuándo en alguna receta os digan, la regla básica de la mermelada es por 1 kilo de fruta= tanto de azúcar, no la sigáis.

Yo suelo añadir 400 gramos de azúcar por cada kilo de fruta y lo pongo a hervir, cuando lleva más de 10 minutos y la fruta comienza a deshacerse, es el momento de probar y decidir si añadimos más o menos de ella.

Depende mucho de la calidad de la fruta o de la hortaliza que estemos utilizando, para poder valorar la cantidad de azúcar  que se va a necesitar, es un consejo, además en cada casa tenemos todos unos paladares distintos.

Seguro que te gusta:  COCA DE SAN JUAN CON CREMA Y NARANJA CONFITADA

Y os aseguro que aún añadiendo menos azúcar que lo que otras recetas aconsejan mis mermeladas están dulces y se conservan más de 2 años.

Otro tema que os quiero comentar, es el famoso cierre al vacío de los botes de cristal.

Yo lo que hago es cocerlos 10 minutos y listo y después de escurridos, los doy la vuelta y ya secos, es cuándo se pueden llenar, pero luego, no vuelvo a cocerlos con la mermelada dentro.

¡No es necesario¡ ¡Os lo juro¡ con cerrarlos bien y dejarlos por la noche boca abajo y tapados con un paño es suficiente, en la preparación, os explico todos los pasos.

Por cada Kilo de Calabaza Limpia.

450 gr. de azúcar+-.

1 Limón su Zumo.

5 clavos de Especie «opcional».

Para Envasarla:

Frascos de Cristal Pequeños.

Lo primero que se hace es poner a cocer los frascos de cristal y sus tapaderas en una olla con agua, yo pongo un paño en el fondo de la olla para que no se rompan y no golpee la vitro.

Con 10 minutos hirviendo es suficiente, con ayuda de unas pinzas se sacan y se dejan a escurrir boca abajo sobre un paño totalmente limpio.

Cuando están totalmente escurridos los damos la vuelta y ya los tenemos listos para llenarlos cuando tengamos la mermelada preparada.

Me olvidaba un ingrediente indispensable, un marido, novio, amigo cachas, que pueda pelar la calabaza, por que mira que está dura la amiguita, una vez pelada y partida se lava y se pone a hervir con medio vaso de agua, el zumo de un limón y el azúcar, yo le añdo 5 clavos de especie. pero una vez que ha cocido, hay que buscarlos con la cuchara de madera y sacarlos.

Seguro que te gusta:  MINI CROISSANT DE HOJALDRE Y MANTEQUILLA

La mermelada de calabaza, como todas las demás hay que moverla de vez en cuando continuamente, hasta que este cocinada, se va ella sola deshaciéndose, pero aún asíyo cuándo está cocida,  aparto mi olla e introduzco la minipimer y la trituro, luego vuelvo a llevarla al fuego, pero muy lento y pruebo como está de azúcar, que veo que me gusta más dulce, es el momento de añadir, remover y probar.

Recordar antes de triturar, retirar los clavos de especie, si los habéis añadido.

Cuando esté aún caliente pero que no os abraséis, es el momento de rellenar los tarros de cristal, hacerlo hasta arriba.

Se tapan bien y se ponen boca abajo, cuándo están todos llenos, se tapan con un paño, para que no les de la luz, yo les dejo toda una noche o 10 horas.

Luego se dan la vuelta, se limpian bien y se etiquetan, es el momento de guardarlos en la despensa, sin luz aguantan hasta más de 2 años.

Una vez que los abrimos se conservan en el frigorífico.

ésta mermelada es deliciosa en tostadas y rellenos de tartas y bizcochos, disfrutarla.

 


error: Content is protected !!