FILETES RUSOS EN SALSA DE TOMATE Y ARROZ BLANCO

img_20190121_221251

Si cierro los ojos y me dejo transportar a mi niñez, aun puedo recordar, los momentos que estaba mi madre en la cocina y yo la preguntaba, mamá que hay para comer hoy y ella me decía albóndigas con tomate y yo me enfadaba y la decía joo mamá, que  no me gustan, me gustan más los filetes rusos y ella con la pelota de carne que tenía entre sus manos, ¿Me preguntaba  cual es el problema, que no te gustan redondas las pelotas? Pues espera que lo soluciono en un momento y cogía la bola de carne, la ponía sobre la mesa de la cocina, sobre una pizca de harina y la aplastaba; Que todos los problemas sean esos me decía y tenía toda la razón la mujer, la única diferencia que existe entre albóndigas y filete ruso es esa, la forma, una redonda y la otra aplastada, las dos recetas se pueden preparar con salsa de tomate o con cualquier otra salsa casera como puede ser la que añadimos  almendras o  vino.

El filete ruso es un plato muy socorrido para una familia, lo podemos tener preparado con antelación, es ideal para llevar en un taper a la oficina y se puede acompañar de arroz blanco o patatas.

En nuestra casa, en el día a día nos gusta la comida sencilla, de esa de toda la vida, por supuesto que desde que tengo el blog, probamos cientos de platos distintos, hay tanta variedad, por investigar y conocer.

Pero hay ocasiones, que mi marido me dice, niña, hace mucho tiempo que no me preparas, unos simples macarrones, unos simples filetes rusos como ahora y yo por supuesto, me pongo rauda y veloz a prepararlos y luego además reparto un taper en cada casa de los chicos y ellos felices, tienen tan poco tiempo libre.

La carne que yo utilizo es de ternera, nunca la mezclo con otras, ni pico tocino, ya se que muchas familias lo hacen, por costumbre familiar, o por ahorrar dinero y estirar el sueldo, si es lo que necesitan.

Y la carne procuro pedirle al carnicero que me la pique en la máquina el trozo, que yo le indico y sólo una vez, pues si se pasan dos veces, la carne se apelmaza demasiado.

Si el carnicero no está y tengo que comprarla envasada, compro, la que no lleva ninguna mezcla y tiene los mínimos conservantes y estabilizantes, vamos la que caduca al día siguiente o al próximo, si no la voy a utilizar, la congelo y listo.

Os explico los pasos que yo sigo.

1 Kg. Carne de Ternera (Espaldilla, Cadera etc).

2 Huevos Tamaño L.

2 C/S de Pan Rallado.

150 Ml. Leche Desnatada.

Sal al gusto.

Pimienta al gusto.

2 Dientes de Ajo ó Ajo en Polvo.

Perejil fresco o Seco.

2 C/S de Harina.

Salsa de Tomate, abajo el enlace.

Para Freírlos:

Aceite de Oliva de 0'4º lo que se considere, según sartén.

Para Preparar el Arroz Blanco:

1 Taza de Arroz.

1 Diente de Ajo.

1 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.

Sal al gusto.

2 Tazas de Agua o lo que indique el fabricante del arroz.

En un bol grande se pone la carne, se le añade sal y pimienta al gusto y se mezcla bien a continuación, se le añaden los dos huevos, batidos ligeramente en un tazón previamente antes y se mezclan y a se añaden un par de cucharadas de pan rallado y un buen chorro de leche, mezclamos y por ultimo se añade el ajo y el perejil, que pueden ser frescos o secos.

Yo en alguna ocasión en lugar de añadir pan rallado, lo que hago es introducir un trozo de pan en la leche durante unos minutos y cuando está blando, se lo añado a la carne, elegir la opción que más os guste.

Esta mezcla aconsejo dejarla reposando tapada mínimo media hora.

A la hora de formar nuestros filetes, se toman pequeñas porciones de carne se giran entre nuestras manos y primero se hace una bola y luego aplastamos entre nuestras manos o en la encimera.

A la hora de freírlos se coge una sartén y se añade aceite de oliva, que cubra el fondo ligeramente.

Los filetes tenemos que dorarlos ligeramente, pero no tienen que nadar en aceite, como si se tratase de una freidora, si fueran albóndigas si que hay que añadir algo más para que cubra la pelota de carne. aunque os quiero indicar, que si yo hago albóndigas, a la hora de freírlas lo hago en un cazo para utilizar el menor aceite posible.

Los filetes que nos ocupan en esta receta, yo aconsejo pasarlos muy ligeramente por harina, antes de freírlos, para que la carne no se rompa.

Yo pongo un plato pequeño los voy pasando ligeramente por la harina y voy sacudiendo sobre la pila, el exceso de ella, lo justo, para que no se pequen en la sartén.

Se van friendo de pocas en pocas unidades y se van pasando a un plato o fuente.

La salsa de tomate tenemos varias opciones de preparación, aquí os dejo el enlace Salsa de Tomate, elegir la que más os guste.

Si lo que vais hacer es comprar una salsa totalmente preparada, intentar que tenga los menos conservantes posibles.

A la hora de la presentación en la mesa los filetes rusos, se  acompañan muy bien  con arroz blanco o patatas fritas o hervidas.

El arroz blanco es sencillo, yo lo hago en arrocera, pero si se hace en cacerola, seguir estos pasos.

En una cacerola pequeña dorar un diente de ajo en 1 cucharada de aceite de oliva, añadir una taza de arroz rehogar y añadir 2 de agua y pizca de sal, cuando rompe a hervir tapamos bajamos el fuego al mínimo y dejamos unos 20 minutos o 25 hasta que está en su punto.

A la hora de acompañar a los filetes, yo  introduzco mi arroz, en una taza y la lleno ésta, oprimiendo ligeramente el arroz, con el dorso de una cuchara, para que se quede un poco apelmazado y al momento lo vuelco en el plato, con esto consigo la montaña perfecta, en la presentación, así me lo preparaba mi madre y yo sigo sus costumbres.  

Los filetes rusos con tomate, congelan muy bien, podemos cocinar cantidades y congelar en taper, para otras semanas.

Disfrutarlos, están muy ricos.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir